viernes, 3 de febrero de 2017

No quiero tu piropo de mierda...

Hola queridos amigos: 

Sé que la semana pasada no hubo post y creerme que lo siento mucho, pero se me fue de la cabeza. Hoy vengo hablaros de algo que me ha estado rondando por la cabeza, voy hablar de los piropos en la calle. 

Sé que algunos tíos lo verán como un alago o algo así pero en realidad lo que nos hacéis sentir es miedo y nos hace querer desaparecer. 

No tenemos falta de autoestima, no queremos vuestros piropos, no los necesitamos. Lo único que necesitamos es que veáis más allá de una cara bonita, unas tetas o un culo. Queremos sentirnos seguras cuando vayamos por la calle solas, que no tengamos que preocuparnos de si alguien nos sigue, que no tengamos miedo a salir. La culpa no es nuestra, es vuestra por la educación tan pésima que os han dado, nosotras no vamos intimidando a los tíos por muy guapos que sean. Necesitamos igualdad. 

Supongamos que vosotros, los que piropeáis por la calle, tuvierais una hija y esa hija sintiera miedo de salir sola por la calle porque gente como tú la está intimidando. ¿Te gustaría? Creo que no, porque a nadie le gusta ver que un familiar tiene miedo o sufre. Solo queremos un poco de respeto. 

No me conoces pero te crees con derecho a decirme que buena estoy porque llevo escote o porque la falda es corta. No. No tienes ningún derecho a decirme nada, ni a mí ni a nadie. Porque en el mundo en el que vivimos nos sentimos orgullosas de decir que las mentalidades han cambiado pero no ha sido así, porque sigue habiendo mucha desigualdad, no todas las personas son machistas, pero sigue habiendo las suficientes para que yo y muchas chicas más tengamos miedo a volver solas a casa por si nos pasa algo. Todo el mundo tiene derecho a ir por la calle y sentirse seguro, pero tú con tus piropos de mierda asusta y haces que no nos sintamos seguras. 

Os pensáis que es una tontería, que lo exageramos. Pero vosotros no estáis en nuestra piel, y no sentís lo que nosotras sentimos. Así que os pido por favor y con educación que dejéis de piropear a las chicas por la calle. Vivimos más felices sin ese piropo, gracias. 


Bueno hasta aquí el post de hoy, espero que ayude a muchos chicos abrir los ojos y darse cuenta que no queremos piropos sino respeto. 

Un fuerte abrazo y muchos besos, hasta el próximo viernes. 


A.v.